Los magos y “muggles” están de enhorabuena. Llega a Madrid el auténtico mundo mágico de J. K. Rowling, que pudimos ver por última vez en la gran pantalla en 2011 con “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte 2 “(Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2).

La exposición abre sus puertas el sábado 18 de noviembre (en el pabellón 1 de IFEMA, Feria de Madrid), y nosotros hemos podido visitarlo junto a los actores James y Oliver Phelps, que interpretaron a Fred y George Weasley en las películas de Harry Potter.

De izquierda a derecha: James y Oliver Phelps.

El éxito en preventa ha superado todas las expectativas, más de 150.000 entradas, y los responsables de la exposición han confirmado la prórroga hasta el 2 de abril de 2018. Antes han visitado otras ciudades como Boston, Toronto, Seattle, Nueva York, Sydney, Singapur, Tokyo, París, Shanghai, Bruselas y Holanda.

En asociación con Warner Bros. Consumer Products, Global Experience Specialists (GES) ha creado esta exposición de más de 1.400 metros cuadrados, con escenarios inspirados en los decorados de las películas, y con numerosos objetos, vestuario y criaturas fantásticas originales de este universo mágico. Sold Out y Encore se han asociado con GES para presentar esta exposición en Madrid.

Entrada, situada dentro del pabellón.

La entrada a la exposición se realiza mediante grupos reducidos, que acceden al recinto cada media hora. Un miembro de la exposición os dará la bienvenida, y podréis ser uno de los afortunados en probar el “sombrero seleccionador”, requisito para formar parte de una de las casas de Hogwarts (Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw o Slytherin). En la siguiente sala, nos recuerdan algunas de las escenas de las películas de Harry Potter.

Como habéis imaginado, estas dos salas sirven a su vez para amenizar la espera, y no saturar el interior de la exposición. Tras la proyección (en un montaje de ocho pantallas), que por cierto es similar a la manera en que se hace en los estudios Warner Bros en Londres, se accede ya a la exposición, de manera sorprendente, y con una réplica exacta del Expresso de Hogwarts, con silbidos y efectos de humo incluidos, consiguiendo que la experiencia sea realmente inmersiva, además tampoco faltan los efectos sonoros y banda sonora en otros lugares. Durante todo el recorrido se encuentran varias pantallas, con escenas seleccionadas de las películas.

el “sombrero seleccionador”

Si lo anterior os ha sorprendido, podréis continuar la visita por la sala común de Gryffindor, las aulas (incluyendo el invernadero de Herbología), la cabaña de Hagrid, área de Quidditch, el bosque prohibido, las fuerzas oscuras o el gran comedor.

parte de “el gran comedor”

Entre los artefactos y objetos mágicos expuestos destacamos:

  • El uniforme, gafas y varita de Harry Potter.
  • El mapa del merodeador.
  • La Nimbus 2000 de Harry Potter.
  • La snitch Dorada.
  • Diversos vestidos.
  • Una réplica de Dobby, el elfo domético.
Trajes y vestidos

La lista es muy extensa, y hay incluso objetos que no cabrían en nuestro dormitorio, como por ejemplo algunas de la figuras gigantes de ajedrez, de “Harry Potter y la piedra filosofal” (Harry Potter and the Sorcerer’s Stone).

Figura de ajedrez

Recomendamos el uso de la audioguía (6 €) ya que proporciona detalles sobre el making of de las películas, comentarios de los productores y de los diseñadores de vestuario, atrezo y criaturas mágicas de la saga. Sin esto, la visita podría completarse si no hay mucha afluencia en unos 15 minutos, y siendo amena en todo momento. Si te quedas con ganas de más, te recomendamos visitar las instalaciones de Warner Bros en Londres, inaguradas en 2012.

Uno de los retratos que hablan.

Al salir, os encontraréis por arte de magia con la tienda. Los fans tened la cartera preparada, hay mucho donde elegir, desde varitas a 40 € a ranas de chocolate por 10 €. Además de una foto de recuerdo, al estilo prisionero de Azkaban. Y si queréis toda la información sobre la exposición, con las fotografías de todo lo expuesto (hay zonas donde no se permite el uso de flash), la guía oficial es una buena compra, incluye una bonita bolsa.

Tienda

La exposición estará en Madrid desde el 18 de noviembre hasta el 2 de abril. Es necesario acceder a la hora elegida y marcada en la entrada. Entradas a la venta (desde 13,90 € gastos de gestión no incluidos) en la página oficial y Ticketea.