Keanu Reeves regresa una vez más como John Wick. En esta tercera entrega también repiten el director, Chad Stahelski y guionistas como Derek Kolstad. Para qué cambiar lo que ya ha funcionado.

En esta ocasión John Wick regresa a la acción, solo que esta vez con una recompensa de 14 millones de dólares sobre su cabeza y con un ejército de mercenarios intentando darle caza. Tras asesinar a uno de los miembros del gremio de asesinos al que pertenecía, Wick es expulsado de la organización, pasando a convertirse en el centro de atención de multitud de asesinos a sueldo que esperan detrás de cada esquina para tratar de deshacerse de él.

El protagonista no se anda con rodeos y desde el primer minuto del largometraje ya comienza la acción. Perfectas coreografías de combate cuerpo a cuerpo, usando en algunos casos como arma lo que se encuentren alrededor (desde un libro a cuchillos).

john-wick-3-02

Con varias escenas para enmarcar, las escenas de acción van encadenas y algunas con tintes a «Juego con la muerte» (Game of Death), recordando a Bruce Lee.

En definitiva una entrega disfrutable si os gustaron las dos anteriores. Con un final que prepara el camino para la cuarta entrega, que ya está confirmada. ¿Necesaria? El tiempo lo dirá, de momento John Wick es un icono…

Nota: 8,5

«John Wick: Capítulo 3 – Parabellum» (John Wick: Chapter 3 – Parabellum) se estrena en cines el 31 de mayo.