A estas alturas difícil no conocer algunos superhéroes de Marvel, como: Capitán América, Iron Man, La Viuda Negra o Falcon. Algunos han tenido película propia, en el caso de Iron Man, 3, y otros se han ido integrando a lo largo de los filmes, como Falcon. Y en esta ocasión se inicia la denominada fase 3 del universo cinematográfico de Marvel.

Vuelve Capitán América, tras «El Soldado de Invierno» (Captain America: The Winter Soldier) en 2014. Los Vengadores continúan con sus esfuerzos para mantener a salvo a la humanidad, liderados por Steve Rogers (Chris Evans), más conocido como Capitán América. Pero la lista de daños colaterales va aumentando, y un nuevo incidente internacional es el detonante, para que sus acciones sean supervisadas y dirigidas mediante el Acuerdo de Sokovia, un documento gubernamental, presentado por la ONU. Con esta nueva supervisión en vigor, Bucky Barnes (Sebastian Stan) es detenido, por todos sus crímenes pasados. Y la defensa realizada por Rogers, origina una guerra entre dos bandos: el liderado por él, que defiende la libertad de la que disponían antes, sin un Gobierno de por medio, y con la intención de proteger a Bucky, y el otro bando liderado por Tony Stark (Robert Downey Jr.) que decide apoyar la decisión de la clase dirigente del Gobierno. Aprovechándose de esta batalla, aparecerá un nuevo enemigo.

En esta nueva fase que se inicia, repiten los directores de las dos primeras entregas de «Capitán América», Anthony Russo y Joe Russo, que también se encargarán de las dos siguientes partes de «los Vengadores». Además, los guionistas también repiten, Christopher Markus y Stephen McFeely, que en su día se encargaron de «Thor: El mundo oscuro» (Thor: The Dark World). El reto de superar todo lo anteriormente visto, y entrelazar correctamente cada una de las historias era complicado, pero el resultado final que supera los 120 minutos, es magistral. En esta ocasión han querido mostrarnos una historia más oscura que las anteriores, y con su correspondiente nivel de seriedad, o lo que es lo mismo, el filme pasa a ser un thriller adulto, sin decaer el ritmo en ningún momento. La verdad es que llegados a este punto del universo Marvel, esto se agradece, aunque más de una crítica negativa se llevará por esto, y las salas seguirán llenándose de niños. Pero si el universo DC ya lo ha tenido, ahora es el turno de Marvel. Y es que las acciones llevadas a cabo por los protagonistas en las anteriores entregas (Nueva York, Sokovia…), han causado demasiados daños colaterales, y que sean superhéroes hace que muchos lo vean como un reto, así que su simple existencia es un imán, que atrae al mal en muchas ocasiones. Además de afectar de distinta manera a los protagonistas, algunos se sentirán culpables de tantas muertes que han podido causar durante todo este tiempo, como Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen).

civilwar2

No hay que olvidar la acción a la que ya estamos acostumbrados a ver en este tipo de películas. Y en este apartado también destaca la presencia de escenas acorde con lo anteriormente comentado, más realistas, y no con tantos efectos CGI que a veces chirrían o dan la impresión de que estás viendo imágenes de un videojuego. Así que los saltos, y persecuciones en moto, y coche son bienvenidas y aprueban con nota. Quizás no lo hagan tanto algunas escenas de lucha, como por ejemplo las protagonizadas por la Viuda Negra – Natasha Romanoff (Scarlett Johansson), esos primeros planos y tan acelerados, no me convencieron, y eso que la protagonista y personaje de Marvel, aparecen en el logo de esta página.

En cuanto a los protagonistas, destacar al villano que aparece en medio de la guerra iniciada entre los dos bandos, Zemo, interpretado brillantemente por Daniel Brühl. Y eso que uno puede pensar, quién quiere un villano teniendo a Capitán América y a Iron Man enfrentados. Por si fuera poco, llega el turno de nuevas incorporaciones, como las de Pantera Negra (Black Panther), interpretado por Chadwick Boseman y un Tom Holland que llega para ser el nuevo Peter Parker. Ambos personajes bien presentados, y sin florituras. Y el en caso de Spider-Man, su breve aparición es suficiente para dejarnos con ganas de más, y provocarnos alguna que otra carcajada. Y sirve perfectamente de punto de partida para lo anunciado hace unos días, que habrá película de Spider-Man, «Spider-Man: Homecoming», con el nuevo actor y acompañado por el mismísimo Tony Stark (Robert Downey Jr.). Será interesante ver cómo se desenvuelve la historia, en esta ocasión acompañado por un adolescente, y no por un niño como en “Iron Man 3”. En cuanto al resto de personajes, aparecen rostros conocidos como Sam Wilson (Anthony Mackie), James Rhodes (Don Cheadle) y Clint Barton (Jeremy Renner), Paul Bettany como Vision, e incluso rostros más televisivos como Martin Freeman y Emily VanCamp

civilwar3

En definitiva, entretenida de principio a fin, supera con creces lo que se espera de un blockbuster de esta magnitud, y puede incluso a gustar a los que se han perdido alguna que otra entrega de Marvel, ya que resumen muy bien lo sucedido y citan además a los protagonistas ausentes. Ante a la pregunta de si supera a las anteriores, la respuesta es sí, además mantiene cierto humor, que ya dejó Joss Whedon en su día. Con la dosis adecuada de carga dramática, junto a una buena exposición sobre la familia y amistad, y lo necesario para mantener ambas.

Nota: 9

Capitán América: Civil War (Captain America: Civil War) llega a nuestras pantallas el próximo 29 de abril.