Regresa el director Daniel Espinosa, tras estrenar en 2015 “El niño 44″ (Child 44), en esta ocasión con un thriller de ciencia ficción con guion de Rhett Reese y Paul Wernick (ambos han trabajado en «Deadpool»). Casualidades de la vida, aquí aparece su protagonista, Ryan Reynolds.

Los seis miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional están a punto de descubrir la primera evidencia de vida extraterrestre en Marte, uno de los logros más importantes de la historia humana. Lo que parecía un microorganismo, a medida que lo investigan, va creciendo y demostrando su inteligencia, creando toda clase de problemas en la Estación Espacial.

Ryan Reynolds interpreta a Rory Adams

Grata sorpresa encontrarse en el elenco a: Ryan Reynolds, “Deadpool”; Rebecca Ferguson, «La chica del tren» (The Girl on the Train); y Jake Gyllenhaal «Animales nocturnos» (Nocturnal Animals). También forman parte de la tripulación el biólogo que interpeta Ariyon Bakare, junto a Hiroyuki Sanada y Olga Dihovichnaya. Aunque el comienzo no tiene un ritmo muy acelerado, lo cierto es que sí puede verse en todo su esplendor el interior y exterior de la Estación Espacial Internacional, y el día a día de los astronautas, con buenos efectos visuales. Cuando la historia se centra en el día 25 de la investigación, y ya anunciado en el planeta Tierra el descubrimiento, es cuando comienza la verdadera acción y el director pisa el acelerador, aumentando nuestro ritmo cardíaco en cada escena, porque nos encontramos con un thriller muy entretenido, que deja suspense hasta la escena final, y algún que otro susto. Se nota la presencia algunas veces de “Alien”, y no lo digo por la lograda presencia del “organismo”, que vemos como va creciendo y moviéndose por la nave libremente sin que nada ni nadie pueda detenerlo. Buenos efectos especiales que hacen que al menos en ese sentido el filme no suspenda, ni tampoco lo haga con casi sus dos horas de duración.

David Jordan (Jake Gyllenhaal)

El guion resulta creíble, aunque nos encontremos con una historia de ciencia ficción, y el comportamiento de los protagonistas, pese a que a veces se comporten algo estúpidos, no acaba provocando risa alguna, algo que se agradece y provoca de nuevo que nos mantengamos pegados a la butaca con los ojos bien abiertos (menos los más aprensivos, durante algunas escenas).

En definitiva, un largometraje digno de ser un estreno palomitero, y que aguanta seguro un revisionado. Uno se ha quedado con ganas de saber más sobre la historia, y eso que se puede ir intuyendo lo que ocurrirá conforme se acercan los minutos finales, aunque Daniel Espinosa juega al despiste.

«Life (Vida)» se estrena el 7 de abril de 2017.

Nota: 8,5