3 semanas en cartelera han suficientes para que “Un italiano en Noruega” lleve más más de 270.000 espectadores en nuestro país, convirtiéndose en el mejor estreno italiano desde “Gomorra” en 2008.

En Italia acudieron a verla más de 10 millones de espectadores, y logró una recaudación de 65,3 millones de euros.

Checco tiene el trabajo de sus sueños, es funcionario en una provincia del sur de Italia. Tiene 38 años, una novia, vive cómodamente en casa de sus padres y así es feliz. Pero su plácida vida se ve amenazada cuando el Estado decide aplicar recortes y se ve forzado a elegir entre la indemnización o un traslado. Para él, un puesto fijo es sagrado y luchará por mantenerlo sin importar a qué inhóspito rincón del mundo lo quieran enviar.