La nave tiene nuevo capitán, tras las dos primeras entregas dirigidas por J.J Abrams, se ha pasado a «Star Wars», dando paso a Justin Lin, cuyo nombre vemos ahora a menudo en grandes producciones como «Fast & Furious». El resto del reparto continúa, Chris Pine (James T. Kirk), Zachary Quinto (Spock), Simon Pegg (Montgomery ‘Scotty’ Scott), Anton Yelchin (Chekov), John Cho (Sulu), Karl Urban (Bones), Zoe Saldanha (Uhura) y se unen Sofia Boutella e Idris Elba, como villano.

La nave insignia de la Flota Estelar, USS Enterprise, liderada por el capitán T. Kirk (Chris Pine) se encuentra en plena misión para asegurarse la protección de la Tierra y del resto de planetas aliados. Una vez regresan a su hogar, la tranquilidad durará poco. Aceptarán una nueva misión que los llevará a un territorio desconocido, y lo que parecía una travesía de vigilancia, se convertirá en una carrera por la supervivencia espacial, no solo la de ellos, también del resto de habitantes, al encontrarse con una nueva especie alienígena avanzada, liderada por Krall (Idris Elba).

De izquierda a derecha: Simon Pegg, Sofia Boutella y Chris Pin

Al tratarse de la tercera entrega, las presentaciones sobran, y los primeros minutos del filme ya comienzan con cierto ritmo, que impide apenas parpadear. Porque hay que destacar las escenas de acción trepidante y los abundantes efectos especiales, y de los “buenos”, algo muy positivo para esta nueva entrega, que ha bebido mucho de las últimas películas que han pasado por la cartelera, la mayoría del universo Marvel. Y no lo digo como algo negativo, aunque algunos fans se sentirán defraudados por el resultado, por quedarse en algo superficial, teniendo en cuenta la riqueza del universo «Star Trek». Pero claro, de esta manera atraen a más público, y la recaudación es la que manda. No nos engañemos, los gag y chistes fáciles funcionan, sumados a la química en la gran pantalla de algunos de los protagonistas, como Zachary Quinto y Karl Urban. En este campo parece que uno de sus protagonistas, Simon Pegg es el responsable, al ser uno de los guionistas. En definitiva, cumple como entretenimiento, y no aburre, aunque resulta pesado (igual es cosa del doblaje), el uso repetitivo de “nena”, por parte de Scotty (Simon Pegg), y los movimientos rápidos de cámara, en algunas escenas de acción, a las que uno no se acostumbra, típicas del director.

star-trek-beyond
De izquierda a derecha: Karl Urban y Zachary Quinto

Aunque no haya escena final, los créditos finales merecen la pena, y no se olvidan de dar el último adiós a uno de sus protagonistas, Anton Yelchin.

Nota: 7

«Star Trek: Más allá» (Star Trek Beyond) se estrena el 19 de agosto de 2016.