La serie de ciencia ficción producida por Netflix, creada, escrita y dirigida por Lana Wachowski y Lilly Wachowski llega a su fin, con un capítulo especial de más de dos horas de duración. En mayo del año pasado la serie estrenó su segunda temporada, y fue cancelada (por motivos económicos), a pesar de las buenas críticas que recibió. La unión de los fans consiguió que Netflix diera luz verde a este especial, que hará las delicias de los seguidores de la serie. Os contamos lo que nos ha parecido, sin spoilers. Tiene su estreno previsto en la plataforma de streaming el 8 de junio.

Si desconocéis el universo de los “sensates”, la trama gira alrededor de ocho desconocidos, cada uno de una parte diferente del mundo, que de repente se conectan mental y emocionalmente y son capaces de sentir, ver y escuchar lo mismo que el otro. A lo largo de 23 capítulos, la serie ha explorado temas relacionados con política, el racismo, la religión y la sexualidad sin tapujos.

Retomando la historia donde finalizó, los ocho sensates (Brian J. Smith, Tuppence Middleton, Toby Onwumere, Bae Doona, Miguel Ángel Silvestre, Tina Desai, Max Riemelt, Jamie Clayton), junto a un grupo de amigos y compañeros, se alían para organizar una misión de rescate, a Wolfgang Bogdanow (Max Riemelt) y poner fin de una vez a la organización “Biologic Preservation Organization” (BPO), protegiendo de esta manera el futuro de todos.

Tuppence Middleton, Brian J. Smith.

Si disfrutasteis con los personajes secundarios, estáis de enhorabuena porque en esta “reunión” aparecen varios, como Bug (Michael X. Sommers), el detective Mun (Sukku Son) y Lila Facchini (Valeria Bilello) entre otros. Además se incorporan nuevos personajes a la trama.

Si de algo pecaban las hermanas Wachowski en algunos de los capítulos era en la duración de los mismos. Algunos superaban los 60 minutos. Algo que no es lo habitual en estas producciones estadounidenses. Pero en esta ocasión, a pesar de que la duración es superior, producen la sensación contraria. Buen ritmo en todo momento, y con una buena dosis de combates cuerpo a cuerpo, varios protagonizados por el detective Mun y Sun Bak (Bae Doona). Tampoco faltan los litros de sangre que se muestran en cada disparo, al igual que los casquillos que caen al suelo. Para embellecer aún más todo, en la fotografía predominan los exteriores de París y Nápoles. Hay una escena importante, rodada en la primera planta de la Torre Eiffel.

Brian J. Smith.

Tras el final abierto de la segunda temporada, en esta ocasión al menos se da un cierre, que deja con buen sabor de boca y con unos minutos finales dignos de enmarcar, que los fans disfrutarán, porque son marca de la casa… Y en el apartado de la banda sonora, tampoco falla. El broche final se visualiza con Experience, de Ludovico Einaudi, de fondo.

Mención a parte merecen los créditos finales. Que muestran un emotivo agradecimiento a los fans, acompañados de imágenes del rodaje.

Nota: 8,5

El final de “Sense8” se estrena en Netflix el 8 de junio de 2018.